Verde que te quiero verde: Reforestación y otros brotes

Bosque. Foto de Bergadder

Se dice que en la edad media una ardilla podía cruzar la península ibérica saltando de árbol en árbol sin tocar nunca el suelo. No sé si esto es cierto o no, pero es innegable que la vegetación de nuestro planeta es ahora muchísimo más escasa que antes de la revolución industrial. La buena noticia es que gracias a varios factores e iniciativas (entre los cuales destacan los proyectos de reforestación), la cubierta vegetal del planeta se está recuperando. Dicen incluso que las nuevas zonas verdes llegan a compensar la deforestación salvaje que todavía está sufriendo el Amazonas. Ésta recuperación sigue siendo insuficiente para absorber todo el CO2 que se produce a diario, pero oye, una buena noticia es una buena noticia. Sigue leyendo