Placeres cerebrales: La Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma

Lucecitas

“Septimus la oyó pronunciar junto a su oído: «Cay…Arr…» con voz profunda, suave, como un dulce órgano, pero con una cierta brusquedad de saltamontes, que rascó deliciosamente la espina dorsal de Septimus, y mandó a su cerebro oleadas de sonido que, al chocar, se rompieron.”

Virgina Woolf, La señora Dalloway,

¿Habéis sentido alguna vez algo parecido? ¿Os sentís identificados con las sensaciones que describe este fragmento? Sigue leyendo

Anuncios